El “jil” cocinando como toda una emelecsista.