Lista para ver el segundo tiempo, sola pero con toda la alegria posible.