Qué elegante se ve la Rata Negra recién lavada. Le hacía tanta falta que casi no la reconozco.