Sebastian, ¿Y la carne?

:-)