David Villa señalando a Messi tras marcar su gol