Sé nota el aburrimiento...