Cien poemas de amor



Capítulo anterior:


Sookie se quedó helada ante las palabras del chico. Ella iba a quitarle también una virginidad, la más importante. Él no solo quería sexo con ella, él quería hacer el amor. “Amor” Él sentía amor por ella, él no quería que esto solo fuera algo como lo de siempre, él quería demostrarle todo lo que él sentía a ella y ella también quería demostrarle que realmente sentía lo mismo.

-Te quiero Harry Styles.


Capítulo 39:

Sookie notó como alguien acariciaba lentamente su espalda de arriba-abajo, de abajo-arriba. Se asustó un poco pero rápidamente se acordó de donde estaba y con quien y se relajo. La noche anterior fue… mágica, al menos para ella ¿Qué pensaría Harry? ¿Qué si no le hubiera gustado? Empezó a enloquecerse buscando respuesta a esas preguntas pero se fue tranquilizando con el pausado movimiento de la mano de Harry en su espalda. Y cuando paró de pensar en ello, se dio cuenta, ¡era su cumpleaños!

-Feliz cumpleaños cariño – dijo abriendo los ojos.
-Por ahora, el mejor de mi vida – dijo con una sonrisa, haciendo ademán de acercar a Sookie hacia él para besarla pero un pequeño grito hizo que parara - ¿Qué te pasa?
-Nada, nada… solo que… - Sookie miró para abajo medio tímida medio avergonzada. Harry maldijo para sus adentros, se había olvidado por completo.
-¿Estás bien? – dijo preocupado esta vez acercándose él y, aprovechando que Sookie se había medio girado, la abrazó por la cintura con sumo cuidado. Sookie sonrió al ver su cara, estaba claro, se había enamorado.
-Te quiero Harry – la mayor sonrisa que Sookie vio salir de Harry apareció en ese momento, acompañando el momento.
-Te quiero Sookie – suspiró cerca de sus labios para luego rozarlos suavemente.

Era uno de esos besos que aunque sean muy inocentes, o que aparentan inocentes, decían más que cualquier cosa. Es como ir a clase y que aprendas algo nuevo, es algo inevitable, pues con esos besos ocurre lo mismo, es besarse y saber que es lo que siente el otro, es inevitable. Es como una de esas miradas de las películas, que te dejan más que claro que los actores se van a enamorar perdidamente; es como ese caramelo que te gusta y no paras de comer;  es como aquella primera caricia que no puedes olvidar, es algo inevitable.

-Harry – empezó Sookie una vez aquel beso “inocente” se hubiera acabado. Miró para abajó y se sonrojó - ¿Qu… qué tal? – Harry sonrió hacia la inocencia que desprendía la chica en aquel momento, no se podía creer que fuera la misma Sookie que trajo ayer, aquella Sookie que cuando decía algo lo decía bien alto y claro, aquella Sookie que parecía estar siempre muy segura de si misma.
-Yo bien, ¿y tú?
-Harry… - exclamó Sookie, haciéndole saber a Harry lo nerviosa e insegura que se sentía ahora mismo, lo mal que lo estaba pasando mientras esperaba una sonrisa.
-¿Tú qué crees?
-No lo sé, por eso te pregunto.
-Lo sabes de sobra – susurró en su oído después de dejar un húmedo beso de bebé en él.
-¿Sabes qué? Olvídalo, es una pregunta estúpida – dijo Sookie aun roja como un tomate cubriéndose lo máximo posible, lo cual incluía su cabeza, bajo la manta con la cual habían dormido. Rápidamente Harry se metió bajo la manta y la abrazó por detrás al darse cuenta que se había cambiado de postura.
-¿Qué quieres que te diga princesa? ¿Qué ha sido la mejor noche de mi vida? ¿Qué no me puedo creer que después de haberme prometido a mi mismo no volver a enamorarme esté de espaldas, abrazado a la chica que me ha robado el corazón? ¿O quieres que te diga que no he podido dormir en toda la noche por qué mis ojos no se querían cerrar ante tu belleza? ¿Qué no se me olvida cada gesto, cada movimiento, cada palabra – se acercó a su oído haciendo que se estremeciera – cada gemido que soltaste anoche? ¿O prefieres que te diga que no puedo olvidarme de tu cuerpo? – dijo bajando una de sus manos lentamente por cada curva de su cuerpo - ¿Qué me has hechizado? ¿¡Y por qué no decirte todo con las más simples palabras, las más forzadas a veces, las más importantes otras veces, las más esperadas normalmente!? – suspiró, al igual que Sookie que intentaba no llorar – Te quiero – dijo y posó un beso en el hombro desnudo de Sookie – Gracias.
-Quiero que me digas qué has hecho conmigo  - dijo Sookie aguantando las lágrimas – porqué solo pienso en ti, porqué mi corazón para de latir al pensar que te irás, porqué sueno tan cursi – dijo provocando la risa de Harry y una sonrisa inocente de su parte – más importante aún, porqué no me importa que esté sonando tan cursi – otra risa salió de la boca de Harry – Quiero que me digas porqué estoy aquí contigo, ahora. Quiero que me digas el porqué de todo. 
-Alguien te puso en mi camino. 
-¿Por qué crees eso? 
-Dos almas ya desganadas, dos almas ya rotas que se cruzan – empezó a decir Harry poniendo voz de poeta como si lo que estuviese diciendo fuera un verso aun no escrito – que se odian, que se aman; que se pelean, que se acarician; dos almas incomprendidas, al fin comprendidas; dos almas perdidas sin camino que encuentran por fin un sendero, que aunque estrecho, es verdadero. Sendero que los junta, que los guía y que hace que, aun no queriendo, se conozcan.
 Empezar mal, no conocerte, intentar hacerlo, hablar, pelear, conocerte, enamorarme. Lo siento si te digo que no me creo que lo que ha pasado, haya pasado porque sí. Hay alguien o algo, que por alguna razón te hizo venir a donde mí.

Sookie suspiró y acto seguido empezó a reírse, no se lo podía creer. Harry la miraba entre confundido y ofendido hasta que le escucho decir “Te quiero mamá” y empezó a reírse el también, recordando la primera vez que se hablaron bien, la primera de otras muchas conversaciones, la primera por la cual ahora estaban ahí, juntos, la razón por la que Sookie estaba ahí, la razón por la que se habían encontrado, la razón de querer convertir los 16 de Sookie, en los mejores de su vida.

FLASHBACK

-¿Y qué solías hacer con ella?
-Pues es divertido, estuvimos planeando mis 16, los cuales iban a ser lo mejor de mi vida.
-¿Y por qué ya no?
-Siempre los planeamos en España, con mis amigos, el chico perfecto… ya sabes, cosas de chicas tontas. El hecho es que mi madre me estuvo mintiendo todo el rato. Fue su idea que viniera a estudiar aquí este año y jamás me lo dijo.
-¿Y por qué los 16? ¿No puede ser otro año el mejor?
-¿Tu madre te contaba cuentos de pequeña? – preguntó ella, lo que le pareció un cambio de tema total a Harry pero tenía sentido para Sookie.
-Emm… sí.
-¿Qué clase de cuentos?
-Los tres cerditos, Pinocho…
-Ya, pues mi madre jamás me contó esos cuentos. Me contaba recuerdos. Recuerdos del mejor año de su vida, los 16. Me contaba sus historias con los chicos, las peleas absurdas con mis abuelos, las fiestas a las que iba, cómo conoció a mi padre… aunque al principio sí que las adornara un poco, al final de los días me los contaba tal y como eran. Y por eso eran tan especiales. Incluso en mi cumpleaños, que fue cuando me enteré de que vendría aquí, me desperté diciéndole a una de las fotos que tengo de las dos que viviría los 16 como si fuesen los suyos propios.
-No es tarde para eso.
-Explícate.
-Si tu madre te envió aquí para que vivieras los 16, aun sabiendo lo que significaban para ti, es porque quería que experimentaras algo que ella no pudo, algo que algún día tú podrás contar a tus hijos como lo mejor que te haya pasado jamás, aun mejor de lo que ella te pudo contar jamás. Te envió aquí porque aunque tú creas que sus 16 fueron lo mejor, quiere que los tuyos sean aun mejores.

FIN DEL FLASHBACK

Su madre, de alguna forma, los juntó. Sabía que algo así pasaría, ella fue la causa de que Sookie estuviera allí y ella fue la causa por la cual empezaron a hablar, a llevarse bien, a conocerse y a enamorarse.
Una pequeña lágrima bajó por la mejilla de Sookie, hasta acabar en su sonrisa y mirando al cielo volvió a decir: “Te quiero mamá”. Luego miró a Harry, que le miraba diferente, le miraba con dulzura, con cariño, con amor. Cerró los ojos por un momento y se acercó donde Harry para darle un beso, uno que expresaba aun más que el de antes, uno que ambos disfrutaron tanto como si fuese el primero que se habían dado.

-----

DEPENDE DE LO QUE PONGÁIS, PASARÁ UNA COSA O OTRA LEER #IMPORTANTE

-------

Lo sé, me odio a mí misma, aparte de vosotras también me odio yo... :S Me he tardado mucho... estaba subiendo y de pronto mi ordenador se apaga... CASI PIERDO LO ESCRITO! no veáis que a lo he pasado... pero gracias a Word, que me lo ha auto guardado aquí está ^^ jajajjajaja
No sabía qué escribir, qué poner, cuando hacerlo... y esto es lo que me ha salido.... BUSCO OPINIÓN SINCERA Y LARGA (?)

#IMPORTANTE

Tengo pensado un último sustito, pero me tenéis que contestar antes... ¿Cuántos caps románticos de estos más queréis que haya antes del sustito? ¿Lo queréis ya para dare ACCIÓN/DRAMA a la novela? 

VOSOTRAS DECIDÍS!

Aunque aviso que dudo que esta nove llegue a lo 50 caps... empecé ilusionadísima, me encantaba la idea, la historia y veo que no está funcionando, en serio, ha sido horrible, estaba muy pero que muy contenta con esta idea 100% original...


15 MÍNIMO, OS QUIERO!