Rachito Neme en el banco esperando su chance para entrar al campo de juego.