En España los cartones se usan como confección de cama por las calles