A esta chinita no le borraron la cara en el #GoogleMaps (La imagen es de tokio, japón)