Mientras tanto, en Guanatos...