(...) “Ni tu ni yo golpeamos más fuerte que la vida”.