Era una mañana normal y tranquila hasta que...