Nunca me pongas un punto final, porfa: prefiero caer en estado de coma!