Por segundo partido consecutivo, Varane defendió a Messi de una manera impecable. Enorme el Francés.