Re loco que en un libro de ingeniería de software aparezca una frase de Neruda