#THE #BOY #BEHIND #THE #POSTERS

Capitulo Anterior:

Observo a mi mejor amiga por unos segundos y entonces acerco mis labios a ella y le susurro “Todo estará bien”, la paso lentamente por mi muñeca izquierda lento pero con fuerza, arde, duele y duele mucho pero al menos ya no me duele el alma, veo sangre por todos lados, no puedo evitar gritar, el dolor es infernal, es insoportable, pero no me importa entonces la paso por mi otra muñeca ya no tengo casi fuerza así que tengo que ser precisa en el corte y así lo hago, tengo frio, me duele el cuerpo, la sangre me quema, mis parpados se van cerrando poco a poco, me estoy desangrando, por fin siento paz, por fin el dolor se ha ido y lo último que escucho son ladridos, fuertes ladridos y entonces caigo en un sueño profundo.

#CAPITULO #82

CAPITULO 82
Cuando abrí los ojos lo único que podía ver eran paredes blancas a mi alrededor, tenía la boca muy seca y me dolía la cabeza; entonces una chica, vestida de blanco con unos papeles bajo su brazo entro en la habitación.
—Dime que es así como luce el infierno —susurre con la voz ronca, algunos dicen que las personas que cometemos suicidio vamos al infierno, otra dicen que quedamos en el limbo, pero nadie dice nada acerca del cielo así que, que esperanzas podía tener.
—No cariño —ella sonrió amablemente
— ¿Entonces estoy en el cielo? —pregunte algo sorprendida
—No, estas en la tierra —ella volvió a sonreír como si esa fuera la mejor noticia del mundo
—Entonces si estoy en el infierno —suspire y cerré los ojos.
¿Cómo me habían encontrado? No había nadie en casa ¿O sí? Y además estaba encerrada en mi cuarto, en mi baño.
— ¿Cómo te sientes? —la enfermera pregunto
—Triste —respondí —Y cansada —vacile unos segundos y me permití observar la habitación en la que me encontraba, nada especial.
—Tal vez, tu familia pueda alegrarte, los llamare —la enfermera sonrió y antes de poder refutar ella salió de la habitación
Entonces cierro los ojos y suspiro, el aire se siente frio, no tengo más lagrimas para derramar quiero llorar, quiero gritar que no quiero estar más aquí, no quiero sufrir más, pero no quiero agotar energía en algo en lo que nadie me va a ayudar.
—Esto es mi culpa —escucho a mi madre sollozar y entonces abro los ojos, ella me ve con aquellos ojos verdes llenos de tristeza, llenos de dolor.
—No es culpa de nadie, es la vida —me limito a decir 
Detrás de mi madre esta mi hermano, luce agotado y su camisa está llena de sangre, así que ya podemos imaginar quien me trajo de vuelta al infierno.
— ¿Por qué lo hiciste? —pregunto mi madre adolorida
— ¿Por qué no hacerlo? —le devuelvo su pregunta y entonces, me doy la vuelta y cierro los ojos.
—Tenemos que hablar de lo que paso —sigue insistiendo mi madre
—Es mi vida, solo yo tengo derecho sobre ella —le contesto aun con los ojos cerrados
— ¿Alguien te obligo hacer esto? —pregunto mi madre y me reí internamente
—Si ella misma —contesto mi hermano por mi
—No entiendo —mi madre sollozo
—Y no lo harás —susurre
—______ cariño háblame, soy tu madre —mama me pidió con un nudo en la garganta
—No lo entenderías —le conteste
—Tal vez si lo haga —ella insistió
—No lo harás —negué con la cabeza
—Vamos _____ necesita descansar —escuche a Tomas decirle a mi madre entonces ella salió de la habitación, pensé que estaba sola pero al parecer no era así
Alguien me tomo de los hombros y me dio la vuelta entonces me encontré frente a frente con el rostro agotado y enojado de mi hermano.
—Te traje de vuelta para que dejes de ser tan cobarde —casi me grito —En la vida hay que luchar ______, ¿No es eso lo que dice tu tatuaje? —me vio con una ceja arriba y entonces se alejo y salió de la habitación.
“Caerse siete veces, levantarse ocho”
Había olvidado mi lema, lo había olvidado por completo y la única culpable era yo misma por permitir que alguien entrara a la seguridad de mi alma, por confiar en alguien que desde el principio supe que no debía confiar.
Mire hacia la ventana el sol estaba en su máximo esplendor, así que pude suponer que había pasado toda la noche inconsciente ¿Qué se suponía que debía hacer ahora? ¿Solo seguir con mi vida? ¿Pretender que nada había pasado? ¿Qué le iba a decir a mi madre? ¿Quiénes se habían enterado de esto? ¿Por qué deseaba con todo mi corazón que Tomas no me hubiese encontrado?
—Tus amigos vinieron a verte —la enfermera sonrió cuando entro en la habitación
—Yo no tengo amigos, tengo solo una amiga —levante los hombros
—Si los tienes ellos están aquí —me sonrió, me estaba empezando a hartar de esta enfermera me trataba como si yo fuera la persona más triste del mundo —Alégrate —me acomodo un poco la camilla para quedar sentada y luego salió.
Entonces frente a mis ojos apareció la persona que mas odiaba en el mundo, con cara de arrepentimiento acompañado por Emma.
— ¡¿Qué diablos haces aquí?! —le grite
—______ cálmate —el intento hablar
— ¡No quiero verte! —grite y entonces las lagrimas que hace poco no querían salir, empezaron a salir masivamente.
— ¿Qué pasa? No entiendo nada —Emma sonó confundida
—Amor cálmate no te hace bien —Justin me tomo de la mano y me solté rápidamente
— ¡No me toques! ¡Vete! ¡Vete de aquí! —empecé a gritar mientras escuchaba como la maquina que media mi ritmo cardiaco empezaba a pitar, como si no hubiera un mañana
—Amiga cálmate —Emma me tomo de la mano
— ¡No me voy a calmar hasta que tu desaparezcas de mi vista! —le apunte a Justin
— ¡Me prometiste que no lo ibas a volver hacer! —me grito Justin mientras me miraba las muñecas con decepción ¿Cómo diablos podía estar decepcionado de mi? Él era el idiota que había arruinado mi vida.
— ¿Volver hacer? —pregunto Emma confundida
—Oh no hablemos de promesas ¡Tu las incumpliste todas! —estuve a punto de levantarme para matarlo con mis propias manos, pero me dio mareo y tuve que volver a acostarme
— ¿Estás bien? —Justin sonó preocupado
— ¡Lárgate de mi vista! —le espete
—No hasta que me escuches —el pidió
— ¿Por qué no vas y buscas a Noah? ¡Tal vez ella siquiera escucharte! —le grite con desprecio
—Justin ¿Qué está pasando? —Emma nos miraba a ambos sin entender nada
—_____ yo te amo —Justin me dijo
— ¡Y yo te odio! —le grite
—Justin vete la estas alterando —le pidió Emma
—No hasta que ella me escuche —repitió
—Sácalo de aquí por favor —le pedí a Emma
—Justin afuera ¡Ahora! —Emma le grito y el no tuvo más remedio que salir
— ¿Por qué tenias que hacer esto? —Emma tenía lágrimas en sus ojos
— ¿No lo sabes verdad? —le pregunte
—No entiendo que está pasando —Emma sonó bastante confundida y se tapo la boca con ambas manos cuando vio mis muñecas así que solo las escondí
—No me juzgues —le pedí
—Nunca lo haría —Emma me abrazo y en realidad disfrute de su abrazo, era la única persona que me iba a entender cuando le contara
—Los encontré juntos —solté de repente
— ¡¿Qué?! —Emma grito alterada
—El —solloce —El la besaba por todos lados —me tape la cara con ambas manos y llore
Emma agacho la cabeza y recostó ambas manos sobre la camilla, no sabía lo que pensaba, solo la escuchaba respirar bastante fuerte como si se estuviera controlando.
—Em ¿Estás bien? —le pregunte
—No —contesto y entonces levanto su mirada, tengo que admitir que me dio miedo su mirada, era oscura, fría y amenazante.
Entonces retiro las manos de la camilla y prácticamente corrió hacia la salida.
— ¡Emma ¿Qué vas hacer?! —grite pero no me hizo caso

#IMPORTANTE
Se que es corto, pero necesito que las cosas vayan lento que no seas tan rapidas, para que disfruten la novela es siguiente sera mas largo lo prometo, llegue a 80 comentarios gracias ♥ las adoro enserio que si gracias por dejarme escribir para ustedes ♥, subire el lunes o talvez si hay muchos comentarios mañana suba mañana :D
PD: Tengo una cuenta de Icons y hoy subire muchos si quieren puede seguirme hay es @ohperfecticons pueden hacer pedidos tambien ♥, las quiero.