El fin del mundo es bastante simple.