Típico, vas al doctor y te encuentras con Messi y Ronaldo.