Es una empresa de juguetes danesa reconocida por sus bloques de plástico interconectables. El nombre fue adoptado en 1934, formado x la frase del danés "leg godt", que significa "juega bien".