Cada uno se droga con lo que quiere