No sabía que Mark Eaton era así de fuerte...