Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras.

William Shakespeare