Nazis de Perú: no se puede ser más gilipollas.