Cuanto menos curioso. Rayo impacta sobre la cúpula de San Pedro el mismo día en que el Papa anunció su renuncia.