El actor Gorka Otxoa dice que el PP tendrá las manos manchadas de sangre. También los llama "asesinos".