Yo y las lecturas profundas.