Contemplando con balón en los pies, que el tiempo pasa y se lleva lo que un día era lo mejor de ese pasado.