A todos los cristianos nos pasa... Sólo que unos se ven con estilo jajajaja