Finalmente duerme tranquila y yo quedo tranquila porque no se comerá el venoclisis.... Piquiña!