Ahora ya sabemos por qué la zorra de Rihanna le aguantaba tanta huevada.