Con el anecer en espejo retrovisor...