ϟ

@lifeisashortrip

   | Nara‹з Jayn‹з Cristina‹з | Bullshit. | [06.06.2012] |         

El diario secreto de _____.


Capítulo 4.

Louis no había dormido bien, pero no le asombró; ahora raramente dormía bien. Y ciertamente, por la mañana todavía estaba irritable y enfadado, sobre todo consigo mismo.
¿En qué diablos había estado pensando? Besando a _____Cheever. La chica era prácticamente su hermana pequeña. Había estado enfadado, y quizá un poco borracho, pero ésa no era excusa para tan mal comportamiento. Leticia había matado muchas cosas dentro de él, pero por Dios, todavía era un caballero. De otra manera, ¿qué le quedaba?
Ni siquiera la había deseado. No realmente. Sabía lo que era el deseo, conocía esa fuerza que retorcía las entrañas con la necesidad de poseer y reclamar, y lo qué había sentido por _____…
Bien, no sabía lo que era, pero no había sido eso.
Eran esos grandes ojos marrones suyos. Lo veían todo. Le desconcertaban. Siempre lo hicieron. Incluso cuando era una niña, había parecido increíblemente sabia. Cuando estuvo en el estudio de su padre, se había sentido expuesto, transparente. Era solamente una jovenzuela, apenas recién salida del aula, pero vio a través de él. La intrusión había sido exasperante, así es que había repartido golpes a diestro y siniestro del único modo que le había parecido apropiado entonces.
Excepto que nada podía haber sido menos apropiado.
Y ahora iba a tener que disculparse. Dios mío, pero el pensarlo era intolerable. Sería más fácil fingir que nunca había ocurrido y la ignoraría para el resto de su vida, pero eso claramente no lo iba a redimir, no si pretendía mantener relación con su hermana. Y además de eso, esperaba que le quedase algún jirón de decencia caballerosa.
Leticia había matado la mayor parte de la bondad e inocencia que había en él, pero seguramente tenía que quedarle algo dentro. Y cuando un caballero agraviaba a una dama, un caballero se disculpaba.
Cuando Louis bajó a desayunar, su familia se había ido, lo cual le satisfizo. Comió rápidamente y se tragó el café, tomándolo negro como penitencia y sin estremecerse cuando bajó, caliente y amargo por su garganta.
—¿Desea algo más?
Louis contempló al lacayo, que permanecía inmóvil a su lado.
 —No, ahora no.
El lacayo dio un paso atrás, pero no salió del cuarto, y Louis decidió en ese momento que era el momento de irse de Doncaster. Había demasiada gente aquí. Infiernos, su madre probablemente había dado instrucciones a todos los sirvientes para que le vigilasen de cerca.
Todavía con el ceño fruncido, apartó de un empujón su silla y caminó a grandes pasos saliendo hacia el vestíbulo. Avisaría a su ayuda de cámara de que se iban a toda prisa. Podrían irse en una hora. Todo lo que le restaba era encontrar a _____y lograr quitarse de encima ese enojoso asunto y una vez hecho volvería a esconderse en su propia casa y…
Risas.
Alzó la vista. Winston y _____acababan de entrar, las mejillas sonrosadas y lozanas a causa del aire fresco y el sol.
Louis arqueó una ceja y se paró, esperando a ver cuánto tiempo tardaban en advertir su presencia.
—Y así —estaba diciendo _____, claramente llegando al final de una historia—, fue cómo supe que Charlotte no era de confianza con el chocolate.
Winston se rió, sus ojos examinándola calurosamente.
—Has cambiado, _____.
Ella se sonrojó bastante.
—No tanto. Sobre todo he crecido.
—Sí, tienes razón.
Louis pensó que posiblemente iba a atragantarse.
—¿Pensaste que podrías irte a la escuela y encontrarme exactamente igual que cuando me dejaste?
Winston sonrió abiertamente.
—Algo así. Pero debo decir que estoy satisfecho con el resultado. —Él tocó su pelo, que había sido enrollado en un pulcro moño—. Supongo que no le volveré a dar ningún tirón.
_____se sonrojó otra vez y, de verdad, esto simplemente no podía tolerarse.
—Buenos días —dijo Louis hablando alto, sin molestarse en moverse de su lugar en el vestíbulo.
—Creo que ya es la tarde —contestó Winston.
—Para quién no está acostumbrado, quizás —dijo Louis con una sonrisa medio burlona.
—¿En Londres la mañana dura hasta las dos? —preguntó _____serenamente.
—Sólo si la noche anterior resultó decepcionante.
—Louis —dijo Winston con reproche.
Louis se encogió de hombros.
—Necesito hablar con la Señorita Cheever —dijo, sin molestarse en mirar a su hermano. Los labios de _____se separaron por la sorpresa, supuso Louis, y quizás también con un poco de enfado.
—Me parece que eso depende de _____—dijo Winston.
Louis mantuvo los ojos en _____.
—Infórmeme cuando esté lista para regresar a casa. La acompañaré.
La boca de Winston se abrió con consternación.
—Mira —dijo rígidamente—. Es una dama, y harías bien en ofrecerle la cortesía de pedirle permiso.
Louis se volvió hacia su hermano e hizo una pausa, quedándose con la mirada fija hasta que el más joven se sintió avergonzado. Louis miró de nuevo a _____y dijo nuevamente.
—La acompañaré a casa.
—Tengo…
Él la cortó con una mirada penetrante, y _____accedió con un asentimiento de cabeza.
—Por supuesto, milord —dijo, las esquinas de su boca inusualmente apretadas. Se volvió hacia Winston—. Louis tiene que analizar un manuscrito iluminado con mi padre. Se me había olvidado completamente.
Inteligente _____. Louis casi sonrió.
—¿Louis? —dijo Winston dudando— ¿Un  manuscrito iluminado?
—Es mi nueva pasión —dijo Louis suavemente.
Winston miró de Louis a _____y vuelta a empezar, después finalmente se rindió con una rígida inclinación de cabeza.
—Muy bien —dijo—. Ha sido un placer, _____.
—Ciertamente —dijo ella, y por su tono, Louis supo que no mintió.
Louis no abandonó su posición entre los dos jóvenes enamorados, y Winston le lanzó una mirada irritada, después se giró hacia _____diciendo.
—¿Te veré otra vez antes de que regrese a Oxford?.
—Espero que sí. No tengo planes en firme para los próximos días, y…
Louis bostezó.
_____se aclaró la voz.
—Estoy segura de que podemos hacer planes. Quizá Charlotte y tú podáis venir a tomar el té.
—Me agradaría mucho.
Louis consiguió proclamar su aburrimiento con el aspecto de sus uñas, las cuales inspeccionó con una significativa falta de interés.
—O si Charlotte no puede hacer una visita —continuó _____, con la voz impresionantemente acerada—, quizás puedas venir tú.
Los ojos de Winston se agrandaron cálidos y con interés.
—Estaría encantado —murmuró, inclinándose sobre la mano de _____.
—¿Está preparada? —Ladró Louis.
_____no movió ni un músculo cuando dijo con un esfuerzo:
—No.
—Bien, apresúrese entonces, no tengo todo el día.
Winston se volvió hacia él con incredulidad.
—¿Qué pasa contigo?
Fue una buena pregunta. Quince minutos antes, su única meta era escapar de la casa de sus padres a toda prisa, y ahora estaba insistiendo todo el tiempo en escoltar a _____a casa.
Muy bien, él había insistido, pero tenía sus razones.
—Estoy bastante bien —dijo Louis dándose la vuelta—. Mejor que cómo lo he estado en años. Desde 1816, para ser preciso.
Winston con incomodidad cambió su peso de un pie al otro, y _____se movió disgustada. 1816 fue, todos lo sabían, el año del matrimonio de Louis.
—Junio —agregó, con un toque perverso.
—¿Perdón? —dijo Winston con rigidez.
—Junio. Junio de 1816. —Y entonces Louis les sonrió a ambos, una sonrisa claramente falsa, la clase de sonrisa de autosatisfacción. Se volvió hacia _____—. La esperaré en el vestíbulo delantero. No se retrase.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 
Holu.♥ Como he estado subiendo esta novela seguido, ayer me fue IMPOSIBLE subir capítulo :c tuve problemillas, gracias por esperar(?) como les había dicho ya, les tengo un maratón, pero comenten mucho para poder subirlo pronto eh :3
Creo que es todo, las quiero Bye♥

Views 144

728 days ago

El diario secreto de _____.


Capítulo 4.

Louis no había dormido bien, pero no le asombró; ahora raramente dormía bien. Y ciertamente, por la mañana todavía estaba irritable y enfadado, sobre todo consigo mismo.
¿En qué diablos había estado pensando? Besando a _____Cheever. La chica era prácticamente su hermana pequeña. Había estado enfadado, y quizá un poco borracho, pero ésa no era excusa para tan mal comportamiento. Leticia había matado muchas cosas dentro de él, pero por Dios, todavía era un caballero. De otra manera, ¿qué le quedaba?
Ni siquiera la había deseado. No realmente. Sabía lo que era el deseo, conocía esa fuerza que retorcía las entrañas con la necesidad de poseer y reclamar, y lo qué había sentido por _____…
Bien, no sabía lo que era, pero no había sido eso.
Eran esos grandes ojos marrones suyos. Lo veían todo. Le desconcertaban. Siempre lo hicieron. Incluso cuando era una niña, había parecido increíblemente sabia. Cuando estuvo en el estudio de su padre, se había sentido expuesto, transparente. Era solamente una jovenzuela, apenas recién salida del aula, pero vio a través de él. La intrusión había sido exasperante, así es que había repartido golpes a diestro y siniestro del único modo que le había parecido apropiado entonces.
Excepto que nada podía haber sido menos apropiado.
Y ahora iba a tener que disculparse. Dios mío, pero el pensarlo era intolerable. Sería más fácil fingir que nunca había ocurrido y la ignoraría para el resto de su vida, pero eso claramente no lo iba a redimir, no si pretendía mantener relación con su hermana. Y además de eso, esperaba que le quedase algún jirón de decencia caballerosa.
Leticia había matado la mayor parte de la bondad e inocencia que había en él, pero seguramente tenía que quedarle algo dentro. Y cuando un caballero agraviaba a una dama, un caballero se disculpaba.
Cuando Louis bajó a desayunar, su familia se había ido, lo cual le satisfizo. Comió rápidamente y se tragó el café, tomándolo negro como penitencia y sin estremecerse cuando bajó, caliente y amargo por su garganta.
—¿Desea algo más?
Louis contempló al lacayo, que permanecía inmóvil a su lado.
—No, ahora no.
El lacayo dio un paso atrás, pero no salió del cuarto, y Louis decidió en ese momento que era el momento de irse de Doncaster. Había demasiada gente aquí. Infiernos, su madre probablemente había dado instrucciones a todos los sirvientes para que le vigilasen de cerca.
Todavía con el ceño fruncido, apartó de un empujón su silla y caminó a grandes pasos saliendo hacia el vestíbulo. Avisaría a su ayuda de cámara de que se iban a toda prisa. Podrían irse en una hora. Todo lo que le restaba era encontrar a _____y lograr quitarse de encima ese enojoso asunto y una vez hecho volvería a esconderse en su propia casa y…
Risas.
Alzó la vista. Winston y _____acababan de entrar, las mejillas sonrosadas y lozanas a causa del aire fresco y el sol.
Louis arqueó una ceja y se paró, esperando a ver cuánto tiempo tardaban en advertir su presencia.
—Y así —estaba diciendo _____, claramente llegando al final de una historia—, fue cómo supe que Charlotte no era de confianza con el chocolate.
Winston se rió, sus ojos examinándola calurosamente.
—Has cambiado, _____.
Ella se sonrojó bastante.
—No tanto. Sobre todo he crecido.
—Sí, tienes razón.
Louis pensó que posiblemente iba a atragantarse.
—¿Pensaste que podrías irte a la escuela y encontrarme exactamente igual que cuando me dejaste?
Winston sonrió abiertamente.
—Algo así. Pero debo decir que estoy satisfecho con el resultado. —Él tocó su pelo, que había sido enrollado en un pulcro moño—. Supongo que no le volveré a dar ningún tirón.
_____se sonrojó otra vez y, de verdad, esto simplemente no podía tolerarse.
—Buenos días —dijo Louis hablando alto, sin molestarse en moverse de su lugar en el vestíbulo.
—Creo que ya es la tarde —contestó Winston.
—Para quién no está acostumbrado, quizás —dijo Louis con una sonrisa medio burlona.
—¿En Londres la mañana dura hasta las dos? —preguntó _____serenamente.
—Sólo si la noche anterior resultó decepcionante.
—Louis —dijo Winston con reproche.
Louis se encogió de hombros.
—Necesito hablar con la Señorita Cheever —dijo, sin molestarse en mirar a su hermano. Los labios de _____se separaron por la sorpresa, supuso Louis, y quizás también con un poco de enfado.
—Me parece que eso depende de _____—dijo Winston.
Louis mantuvo los ojos en _____.
—Infórmeme cuando esté lista para regresar a casa. La acompañaré.
La boca de Winston se abrió con consternación.
—Mira —dijo rígidamente—. Es una dama, y harías bien en ofrecerle la cortesía de pedirle permiso.
Louis se volvió hacia su hermano e hizo una pausa, quedándose con la mirada fija hasta que el más joven se sintió avergonzado. Louis miró de nuevo a _____y dijo nuevamente.
—La acompañaré a casa.
—Tengo…
Él la cortó con una mirada penetrante, y _____accedió con un asentimiento de cabeza.
—Por supuesto, milord —dijo, las esquinas de su boca inusualmente apretadas. Se volvió hacia Winston—. Louis tiene que analizar un manuscrito iluminado con mi padre. Se me había olvidado completamente.
Inteligente _____. Louis casi sonrió.
—¿Louis? —dijo Winston dudando— ¿Un manuscrito iluminado?
—Es mi nueva pasión —dijo Louis suavemente.
Winston miró de Louis a _____y vuelta a empezar, después finalmente se rindió con una rígida inclinación de cabeza.
—Muy bien —dijo—. Ha sido un placer, _____.
—Ciertamente —dijo ella, y por su tono, Louis supo que no mintió.
Louis no abandonó su posición entre los dos jóvenes enamorados, y Winston le lanzó una mirada irritada, después se giró hacia _____diciendo.
—¿Te veré otra vez antes de que regrese a Oxford?.
—Espero que sí. No tengo planes en firme para los próximos días, y…
Louis bostezó.
_____se aclaró la voz.
—Estoy segura de que podemos hacer planes. Quizá Charlotte y tú podáis venir a tomar el té.
—Me agradaría mucho.
Louis consiguió proclamar su aburrimiento con el aspecto de sus uñas, las cuales inspeccionó con una significativa falta de interés.
—O si Charlotte no puede hacer una visita —continuó _____, con la voz impresionantemente acerada—, quizás puedas venir tú.
Los ojos de Winston se agrandaron cálidos y con interés.
—Estaría encantado —murmuró, inclinándose sobre la mano de _____.
—¿Está preparada? —Ladró Louis.
_____no movió ni un músculo cuando dijo con un esfuerzo:
—No.
—Bien, apresúrese entonces, no tengo todo el día.
Winston se volvió hacia él con incredulidad.
—¿Qué pasa contigo?
Fue una buena pregunta. Quince minutos antes, su única meta era escapar de la casa de sus padres a toda prisa, y ahora estaba insistiendo todo el tiempo en escoltar a _____a casa.
Muy bien, él había insistido, pero tenía sus razones.
—Estoy bastante bien —dijo Louis dándose la vuelta—. Mejor que cómo lo he estado en años. Desde 1816, para ser preciso.
Winston con incomodidad cambió su peso de un pie al otro, y _____se movió disgustada. 1816 fue, todos lo sabían, el año del matrimonio de Louis.
—Junio —agregó, con un toque perverso.
—¿Perdón? —dijo Winston con rigidez.
—Junio. Junio de 1816. —Y entonces Louis les sonrió a ambos, una sonrisa claramente falsa, la clase de sonrisa de autosatisfacción. Se volvió hacia _____—. La esperaré en el vestíbulo delantero. No se retrase.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Holu.♥ Como he estado subiendo esta novela seguido, ayer me fue IMPOSIBLE subir capítulo :c tuve problemillas, gracias por esperar(?) como les había dicho ya, les tengo un maratón, pero comenten mucho para poder subirlo pronto eh :3
Creo que es todo, las quiero Bye♥

7 Comments

Realtime comments disabled

heyonedirection 725 days ago

¡ Perdón! Perdón por no comentar D: asdfghjklñ Louis celocitooo! :O asdfghj siguelaa!

milestohopes 726 days ago

Louis celoso 1313

imalikbiebs 726 days ago

aay, cada vez me gusta más <3 sube prontoo

Stephany_Berna 728 days ago

Ohhh como lo dejas ahí!!! Louis está celoso creoo.. y hdjsbxjs espero subas prontoo! Me encanta

l3elieveinBiebs 728 days ago

Louis celoso es muy... como que te dan ganas de pegarle (?). Y Winston akjfalfkla, lo amo <3. Seguilaaaaaa, askfjaskfas.

_inniallarms 728 days ago

sube el maratón :3 recomendaré tu nove porque me encanta *-* Siguela luego please<33

ItsLauHoran 728 days ago

jdhflkasdhfalkjd Louis esta celosooooo Winston es todo leendoo :3 siguela siguela