Bosque. Libros. Música. ¿Para qué más?