Pues me gustó bastante Leviathan Wakes, buena space opera. Y George R. R. Martin fue padrino del libro