A estas horas, la mentira sigue junto a la verdad en la portada de Marca.