La abuela de Kevin Durant le envío un mensaje de texto pidiéndole que no insulte durante los juegos. Muy dulce...