Pocas cosas demuestran mejor el amor cholo que sientes por alguien que un cuadro de aerosol de la Santa Muerte