Lo que quedó del árbol de Navidad