Justin y su normalidad...