Y así luce la habitación de mi hijo Fausto en estos momentos...