Liam comprando tablas de surf, lunes 7 de enero, con sus papás y Miley, en Beverly Hills, California.