Alcatel quiere el título del smartphone más delgado del mundo con su One Touch Idol Ultra y su grosor de 6.45mm