Sigan gastando y sigan fracasando! Y la oposición de adorno...