Dios sabe a quién seguís en Twitter. #Oligofrénicos