Haciendo las últimas relecturas de las 163.000 palabras de la 2ª novela. Y con todo, se me escaparán cosas. ¡Demonios!