El Yea, Oprah y yo