Mientras tanto en el Madrid...