Me siento realizado y pleno en la vida después de que me haya quedado joya.