¿Nos echamos un pisco para quitarnos el miedo por el #FinDelMundo? ¿Por qué no?